Basado en +173 opiniones

  • Doctoralia
  • Google
  • Facebook
 

Cáncer de Tiroides en CDMX

¿Buscas a un especialista de cáncer de Tiroides en CDMX? Nuestro Dr. Germán Castelazo Ramírez está preparado académicamente y cuenta con gran experiencia. Se encuentra certificado por el Consejo Mexicano de Oncología y con amplia experiencia para tratarlo de manera efectiva.

¡Agenda tu cita!

Dedico el tiempo necesario para explicarte detalladamente cómo controlar tu enfermedad

Cáncer de Tiroides en CDMX

El cáncer de tiroides es un tipo de cáncer poco común que afecta la glándula tiroides, una pequeña glándula en la base del cuello que produce hormonas.

Es más común en personas de 30 años y mayores de 60 años. Las mujeres tienen de 2 a 3 veces más probabilidades de desarrollarlo que los hombres.

El cáncer de tiroides generalmente se puede tratar y, en muchos casos, se puede curar por completo, aunque a veces puede reaparecer después del tratamiento.

Síntomas del cáncer de tiroides.

Los síntomas del cáncer de tiroides pueden incluir:

  • Un bulto indoloro o hinchazón en la parte delantera del cuello, aunque solo 1 de cada 20.
  • Bultos en el cuello es cáncer.
  • Glándulas inflamadas en el cuello.
  • Ronquera inexplicable que no mejora después de unas semanas.
  • Un dolor de garganta que no mejora.
  • Dificultad para tragar.

Cirugía de Tiroides en CDMX

La cirugía es el tratamiento principal en casi todos los casos de cáncer de tiroides, excepto en algunos cánceres de tiroides anaplásicos. Si el cáncer de tiroides se diagnostica mediante una biopsia por aspiración con aguja fina (FNA) , generalmente se recomienda una cirugía para extirpar el tumor y la totalidad o parte de la glándula tiroides restante.

Lobectomía

Una lobectomía es una operación que extirpa el lóbulo que contiene el cáncer, generalmente junto con el istmo (la pequeña porción de la glándula que actúa como puente entre los lóbulos izquierdo y derecho). A veces se usa para tratar cánceres de tiroides diferenciados (papilares o foliculares) que son pequeños y no muestran signos de diseminación más allá de la glándula tiroides. A veces también se usa para diagnosticar el cáncer de tiroides si el resultado de una biopsia FNA no proporciona un diagnóstico claro.

Una ventaja de esta cirugía es que es posible que algunos pacientes no necesiten tomar píldoras de hormona tiroidea después porque deja parte de la glándula. Pero tener algo de tiroides puede interferir con algunas pruebas que buscan la recurrencia del cáncer después del tratamiento, como las gammagrafías con yodo radiactivo y los análisis de sangre con tiroglobulina.

Tiroidectomía

La tiroidectomía es una cirugía para extirpar la glándula tiroides. Es la cirugía más común para el cáncer de tiroides. Al igual que con la lobectomía, esto generalmente se realiza a través de una incisión de unas pocas pulgadas de largo en la parte frontal del cuello. Tendrá una pequeña cicatriz en la parte frontal de su cuello después de la cirugía, pero esto debería volverse menos notorio con el tiempo.

Si se extirpa toda la glándula tiroides, se denomina tiroidectomía total . A veces, es posible que el cirujano no pueda extirpar toda la tiroides. Si se extirpa casi toda la glándula, se denomina tiroidectomía casi total .

Después de una tiroidectomía casi total o total, deberá tomar píldoras de hormona tiroidea (levotiroxina) todos los días. Pero una ventaja de esta cirugía sobre la lobectomía es que su médico podrá verificar la recurrencia (reaparición del cáncer) después mediante gammagrafías con yodo radiactivo y análisis de sangre con tiroglobulina.

Extirpación de ganglios linfáticos

Si el cáncer se ha diseminado a los ganglios linfáticos cercanos en el cuello, estos se extirparán al mismo tiempo que se realiza la cirugía en la tiroides. Esto es especialmente importante para el tratamiento del cáncer de tiroides medular y del cáncer anaplásico (cuando la cirugía es una opción).

Para el cáncer papilar o folicular en el que se cree que solo 1 o 2 ganglios linfáticos agrandados contienen cáncer, los ganglios agrandados se pueden extirpar y los pequeños depósitos de células cancerosas que puedan quedar se tratan con yodo radiactivo. Con mayor frecuencia, se extirpan varios ganglios linfáticos cercanos a la tiroides en una operación llamada disección del cuello del compartimento central . La extirpación de aún más ganglios linfáticos, incluidos los del costado del cuello, se denomina disección radical modificada del cuello .

Dr. Germán Castelazo Ramírez

Cédula Profesional 7623215 | Cédula Cirugía General 11384370 | Cédula Cirugía Oncológica 12471242 

  • Médico Cirujano, Tecnológico de Monterrey.
  • Cirugía General, Hospital General #1 del IMSS de Mérida, avalado por la Universidad Autónoma de Yucatán.
  • Cirugía Oncológica, Centro Médico Nacional de Occidente del IMSS en Guadalajara, avalado por la Universidad de Guadalajara.
  • Primer lugar de generación en Cirugía Oncológica.
  • Certificado por el Consejo Mexicano de Oncología.
  • Certificado por el Consejo Mexicano de Cirugía General.
  • Miembro de la Asociación Mexicana de Cirugía Endoscópica.
  • Miembro de la Sociedad Mexicana de Oncología.
  • Miembro de la Asociación Mexicana de Cirugía General.
  • Estudios en Cirugía Laparoscópica, avalado por la Universidad Panamericana.
  • Estudios en Mastología, avalado por el Hospital Ángeles Lindavista
  • Mención honorífica en la Escuela de Medicina del Tecnológico de Monterrey.

Nuestras instalaciones

Ubicación

Rió Bamba 800 (Mezzanine), Lindavista, Gustavo A. Madero, Ciudad de México, CDMX, C.P. 07300

¿Buscas especialista de cáncer de tiroides en CDMX?

Para más información o para programar una cita, puedes comunicarte al siguiente teléfono o contactarnos por medio de WhatsApp.